| 
  • If you are citizen of an European Union member nation, you may not use this service unless you are at least 16 years old.

  • Stop wasting time looking for files and revisions. Connect your Gmail, DriveDropbox, and Slack accounts and in less than 2 minutes, Dokkio will automatically organize all your file attachments. Learn more and claim your free account.

View
 

Discos duros

Page history last edited by pfp.luciernaga@gmail.com 9 years, 9 months ago

Bibliografía sobre discos duros.

http://www.ibiblio.org/pub/Linux/docs/linux-doc-project/system-admin-guide/translations/es/html/index.html

http://es.wikipedia.org/wiki/Disco_duro

 

No es mi intención, aquí y ahora, descubrir lo que es un dispositivo de disco duro, probablemente Vd. amig@ lector(a) ya lo sabe, en lo que si quiero dejar constancia es cómo administrarlo. En los dos enlaces del principio hay suficientes explicaciones para enterarse de todos sus componentes.

 

Desde el punto de vista básico un disco duro sirve para almacenar información pero ¿cómo administrar esa información?.

Para aquellos usuarios provinentes de Windows probablemente sabrán que un disco duro debe particionarse, formatearse y establecer un sistema de ficheros, nada más, pero en Linux existen más cosas y vamos a desarrollarlas. Desde los comienzos de la era informática se estableció por convención que un disco duro puede dividirse en cuatro partes, es decir, que solo se pueden establecer cuatro particiones primarias, esto supuso un problema por la carencia de espacio para distribuir la información y se resolvió estableciendo en que una de las particiones primarias fuese un contenedor de otras particiones a las que denominaron particiones lógicas y que pudiesen crearse tantas como el espacio de disco permitiera. A la partición contenedor se denominó extendida por la extensión de su capacidad, generalmente por asentimiento se deja la cuarta y última para contener aquellas lógicas que fueran a crearse sin que ello significara un convenio o protocolo, sino que se dejó al libre albedrío de los administradores la elección de aquella.

 

El punto más importante de un disco duro al particionarse es el primer bloque (primer sector de la primera pista) al que se denominó MBR (Master Boot Record) lo que en castellano significa Registro Maestro de Arranque, de tal manera que si ese bloque falla con la información que contiene dejaría inservible toda cualquier información del disco duro contenida. Esa información es la tabla de particiones. La información contenida en la tabla de particiones es la que determina dónde y cómo se distribuye esa información en el disco duro, por lo tanto es una convención que muchos sistemas operativos siguen, no todos, pero son las excepciones.

 

Existen varios programas que manejan la tabla de particiones (fdisk, cfdisk, partition magic, etc.) pero el más conocido y eficiente es FDISK, cada sistema operativo incorpora el suyo propio con un nombre específico que en el fondo, todos y cada uno de ellos, sirven para manejar la tabla de particiones con determinadas diferencias.

 

También existen muchos tipos de particiones que cada sistema operativo maneja y administra a su libre albedrío con la intención de no confundirse con otros, no existe ningún estándar para especificar cada tipo, lo que si es aceptado comúnmente es el byte de identificación del tipo con el fin de compatibilizarse con los programas que administran la tabla de particiones.

 

En cada partición se ubica un sistema de ficheros, éste sistema se puede crear de muchos tipos, cada sistema operativo incorpora el suyo propio con una estructura determinada, lo que hace Linux diferente es que se compatibiliza con casi todos ellos y esto es una ventaja, también cada sistema operativo incluye unas determinadas utilidades para manejar y administrar el sistema de ficheros.

 

Linux (a diferencia de Windows) necesita de varias particiones para sobrevivir, una principal para el arranque (/boot) donde se ubica el núcleo y los ficheros de inicialización, otra para su área de intercambio denominada SWAP, y una tercera general para el resto del sistema denominada raíz, básicamente. Mientras que Windows necesita una solamente, Linux puede incorporar múltiples particiones, cada distribución de Linux incorpora un instalador que puede, en su fase de particionamiento, crearlas automáticamente, no por ello puede significar el procedimiento más adecuado sino que, cada usuario debe conocer, al menos básicamente, como distribuir su propia información personalizada en su equipo informático.

 

Volúmenes.

El término volumen se define de varias formas, para el caso que nos ocupa se refiere a la magnitud del espacio ocupado por un cuerpo, en este caso sería un volumen de almacenamiento informático, es decir, de una partición determinada del disco duro.

 

Los volúmenes necesarios para ejecutar Linux pueden ser múltiples y de variados formatos, cada distribución incorpora de modo "sui generis" sus propios procedimientos, por ejemplo OpenSUSE se instala con tres, una principal de 20GB aproximadamente en la que su contenido es el sistema de ficheros completo, bien de tipo 'ext3' o 'resierfs', otra para intercambio de ficheros (SWAP) y una tercera (/home) que ocuparía todo el espacio de disco disponible mientras el usuario no lo cambiase. Otro ejemplo lo proporciona Debian con cuatro particiones en modo guiado o más, pero si Vd. amigo lector es avispado se instalará en una raíz de 7GB, una SWAP para intercambio y una /home voluminosa para uso general y particular del usuario. En general solamente son necesarios tres volúmenes o particiones, una principal de 100MB aproximadamente para el arranque en la que se ubica el núcleo y los ficheros de inicialización, otra para el área de intercambio de ficheros cuyo volumen será igual a la cantidad de memoria RAM ensamblada (suele ser de 2GB ó 4GB), y una tercera no inferior a 20GB para ubicar el sistema de ficheros; según las necesidades del usuario y del espacio de disco disponible, podríase establecer una cuarta partición (/home) para ubicar los ficheros personales del propio usuario siendo éste el encargado de definir el volúmen necesitado. Sin que sirva de precedente (en mi caso) siempre establezco, para cualquier distro Linux, tres volúmenes o particiones, una de 100MB para arranque, otra para intercambio de ficheros y una tercera de 64GB para el sistema de ficheros del tipo ext3, sin que hasta la fecha hubiera tenido problemas de contenidos.

 

Es en la fase de particionamiento el momento más crítico para el usuario donde debe definir y/o establecer sus necesidades de volúmenes para contener todo el sistema de ficheros, el instalador ya proporciona las herramientas necesarias para crear y formatear de manera transparente las tareas, solo se debe elegir un modo guiado o un modo manual, evidentemente el modo guiado no está exento de riesgos dado que, en el caso de existir una partición Windows en el equipo, podría ser eliminada al menor descuido, en cambio el modo manual es el propio usuario quién define y establece la cantidad y contenidos de volúmenes, debiendo confirmar cada paso establecido para continuar.

 

MBR (Master Boot Record)

Si en un equipo informático (PC) se encuentra instalado Windows normalmente, entonces Linux necesita de un Gestor de Arranque para iniciarse. ¿Qué es un gestor de arranque?  http://es.wikipedia.org/wiki/Bootloader

 

Es en el Registro Maestro de Arranque dónde se instala ese programa quién toma el control para dirigir el inicio de un determinado sistema operativo existente en el PC. Existen muchos y variados programillas de este tipo pero en el caso de Linux se afianza el denominado GRUB por su eficiencia. http://es.wikipedia.org/wiki/GNU_GRUB

 

¿Es seguro GRUB?. Podríase decir que sí, por lo menos es eficaz. Pero también acarrea problemas difíciles de resolver para los profanos y no tan profanos en esta materia. No es lo mismo eliminar un fichero o archivo del sistema que eliminar un Gestor de Arranque instalado en el MBR. El mayor problema es que se puede corromper el primer bloque del disco duro por un mal manejo o bien por una sobreescritura incorrecta del mismo y entonces queda inutilizado el arranque de cualquier sistema.

 

¿Cómo resolverlo?. Ahí es dónde reside la dificultad. Son necesarios unos conocimientos avanzados para solucionarlo. De todas formas tenemos el SuperGrubDisk http://geocities.com/supergrubdisk/ que nos puede ayudar, pero ...

También Ubuntu nos ofrece una guía sobre el tema ... http://www.guia-ubuntu.org/index.php?title=Recuperar_GRUB

 

El SuperGrubDisk es un conjunto de programas Unix que se graban en un CD-ROM en formato ISO.

Se inicia el equipo desde el CD-ROM y en pantalla aparecen (en modo texto) una serie de líneas de texto en modo comandos que se deben marcar para ir pasando los pasos necesarios para solucionar el tema, no es moco de pavo conseguirlo, por eso he dicho antes que son necesarios conocimientos avanzados sobre el tema. No es la única solución sino que existen otras posibles, tal vez más sencillas pero igual de problemáticas. Veamos ...

 

Para regenerar el MBR la más drástica y radical sería eliminar la primera partición primaria del disco duro y crear otra nueva, pero esto supone eliminar el sistema operativo existente en dicha partición, en este caso Windows, y no estamos por esta labor, entonces ¿cómo? ...

Si iniciamos la máquina desde el CD-ROM con el CD de instalación de Windows nos brinda la oportunidad de solucionar este tema (regenerar el MBR), en ese soporte de instalación de Windows existen dos comandos (fixboot y fixmbr) que nos pueden solucionar la papeleta. Pero ¿cómo encontrarlos? ...

 

Para empezar, nada más iniciarse, este CD detecta si en el disco duro existe ya una instalación Windows y prestos debemos pulsar el espaciador del teclado para continuar como si de una instalación se tratara, pasamos las siguientes fases de instalación y antes de llegar a la fase de particionamiento nos ofrece la oportunidad de REPARAR la ya existente pero le cambiamos el destino, es decir, en lugar de reparar desviamos, pulsando la tecla Escape, para entrar en pantalla negra (modo terminal) y conseguimos el indicador de sistema. Ahí es donde podemos emitir primero el comando FIXBOOT y confirmamos, y luego el otro comando FIXMBR que también confirmamos, con EXIT salimos del terminal y reiniciamos la máquina. Como por arte de magia el ordenador se iniciará con Windows y tendremos el Registro de Arranque reparado, dejándonos libremente con procedimientos Linux crear otro nuevo Gestor de Arranque para iniciar cualquier partición o distribución existente en el equipo.

 

Otro método consiste en crear un disquete de arranque especial con GRUB for DOS https://gna.org/projects/grub4dos/  y una vez creado ese disquete iniciar la máquina y cargar GRUB en el MBR con los comandos previstos.

 

Para los eruditos tenemos el origen (en inglés) de GNU GRUB aquí ... http://www.gnu.org/software/grub/

Y su manual también en inglés aquí ... http://www.gnu.org/software/grub/manual/grub.html

Para castellano parlantes también existe una guía básica aquí ... http://dns.bdat.net/documentos/grub/

 

Y eso es todo de momento, si en algo he cometido algún error o despiste ruego disculpas, trataré de enmendarlo, nadie es perfecto ...

 

¡¡¡Que les sea de provecho ... !!!

 

========================================================================================

 

Hoy (4/03/2011), sorprendentemente, me he encontrado con este problema al lanzar la última actualización ...

 

... por falta de espacio de disco en la partición /boot lo cual me obligará a una reinstalación de la distro.
Habitualmente consideraba que el volumen de la partición de arranque /boot era suficiente con 100MB, por lo que queda en entredicho a día de hoy, habida cuenta del volumen de los nuevos núcleos generados, será necesario duplicar la capacidad del espacio de disco de la partición de arranque y dejarla en 200MB.

Queda demostrado en los siguientes gráficos ...

 

 

Por consiguiente queda patente la rectificación, tomen buena nota ... :P

 

 

Comments (0)

You don't have permission to comment on this page.